Rosa roca

Dicen que naces del fuego

rompiste el anillo

lo pulverizaste

haciendo saltar chispas

al paso de tu cabeza diminuta

estrella fugaz

que ruge a su paso

despidiendo pedazos de mamá por toda la habitación

arde

quema

abriste dos grietas en la carne tensa

una antigua y otra nueva

la antigua, haciendo renacer a tu hermano

en su cicatriz

desjuntando lo que tanto había costado unir

dos pedazos de piel separados de su frágil abrazo

la nueva, una marca siempre invisible

que maldice la simetría

te ata a mi cuerpo maltrecho

y se queda en los dedos al tocar

(no me reconozco)

quema

arde

contigo se puede hacer miel oscura

aunque eres blanca

rosa de roca

tu pétalo arrugado vibra con el viento

tu madera reta al diamante

el pelo se va dibujando a carboncillo

las pestañas van cobrando vida

las manos, ahuecadas, van llenando la pulpa

la boca desdentada grita a los cuatro vientos

que desea chupar

como una lamprea de tierra

del pecho infinito de su madre

piernas y brazos

baten el aire

buscando algo que golpear

buscando aquel cuarto

de cuatro paredes de sangre y agua

tu sonrisa atrapa

el tiempo

que hay entre dos segundos

algo arde ya en el corazón

de aquellos que te conocerán

dentro de muchos años

niña,

rosa nacida del incendio


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s